Exposiciones anteriores

Previous Next
Salah Malouli
Viernes, 27 Noviembre, 2015 - Miércoles, 6 Enero, 2016
Proyecto deslocalizado

Projecte Rosoum, estrategias para un cómic árabe independiente aborda el fenómeno del número creciente de publicaciones árabes independientes para adultos que reflexionan desde el lenguaje del cómic sobre la realidad política, social y cotidiana del mundo árabe. El proyecto reúne en Barcelona a cuatro conocidos dibujantes árabes (provenientes de Beirut, El Cairo, Túnez y Casablanca) con la finalidad de que elaboren viñetas conjuntamente, se pongan en relación con otros agentes del contexto local y exploren estrategias para la creación de una red artística entre los colectivos que producen cómic en lengua árabe.

Actividades:

27 de noviembre a las 19h, MACBA, auditori:
Mesa redonda con Salah Malouli, Mery Cuesta y los artistas invitados: Mohamed Shenawy, Cairo, Mehdi Annassi, Casablanca, Lena Merhej, Beirut y Noha Habaieb, Túnez. Modera: Francesc Ruiz, Barcelona

28 de noviembre a las 18h, Librería Fatbottom:
Inauguración de la exposición sobre cómic árab independiente  Projecte Rosoum. Estratègies per a un còmic àrab independent
Exposición del 29 de noviembre de 2015 al 6 de enero del 2016

Enric Farrés y Joana Llauradó
Viernes, 23 Octubre, 2015 - Domingo, 21 Febrero, 2016
Deslocalitzat

El visitant ideal d’una col•lecció sentimental es un proyecto de investigación en torno a la colección y la figura de Frederic Marès. En el Museo Frederic Marès encontramos más de 50.000 objetos que forman una serie de conjuntos, como aparatos de medida, exvotos ibéricos, cabello, floreros de conchas… Estos y muchos otros elementos forman parte de la colección sentimental, fruto de la aparente arbitrariedad del sujeto que decide de qué consta su colección y cómo se visibiliza. La complejidad de esta colección plantea un enfrentamiento desde varias posturas metodológicas para obtener respuesta a la siguiente pregunta: ¿cuál puede ser la actitud del visitante ideal de una colección sentimental?

Actividades:

  - Audioguías y trípticos disponibles desde el 23 de octubre de 2015 al 21 de febrero de 2016

  -  Visitas comentadas a las 17h:
      · Jueves 5 y 19 de noviembre
      · Jueves 3 de diciembre
      Lugar: Museu Frederic Marès
      Plazas limitadas, reservas via mail a lacapella@bcn.cat o teléfono al 932562044

  -  Congreso sábado 12 de diciembre:
      Presentación de la publicación "El visitant ideal d'una col·lecció sentimental",
      BCN Producció'15
      Horario: de 10h a 19h
      Lugar: Museu Frederic Marès
      Plazas limitadas, reservas via mail a lacapella@bcn.cat o teléfono al 932562044

Federico García Trujillo
Miércoles, 16 Septiembre, 2015 - Domingo, 1 Noviembre, 2015
Espai Cub

En julio de 1980 se estrenó en el cine Bellas Artes de San Sebastián Rocío, de Fernando Ruiz Vergara, un documental que registraba la famosa romería del Rocío desde una dimensión antropológica de la que afloraba, a su vez, un fondo sociopolítico que correspondía al de un país en un momento de transformación histórica. La crítica y el público enseguida reconocieron la calidad y el valor artístico de la obra, que rápidamente empezó a recibir premios y elogios. Primero obtuvo el premio al mejor largometraje del I Festival de Cine de Sevilla y, seguidamente, fue seleccionada por el Ministerio de Cultura, junto con Ópera prima, de Fernando Trueba, para representar a España en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Sin embargo, tras esas primeras reacciones, una serie de sucesos evidenció la acción encubierta de ciertos sectores del poder fáctico heredero del régimen, en una España que parecía no estar decidida a llevar a cabo sus transiciones. El anuncio del Ministerio de Cultura se quedó solo en eso, en un titular, y el 23 de febrero de 1981 (sí, el mismo día del golpe de Estado), la familia de José María Reales Carrasco presentó una querella por injurias graves y escarnio a la religión católica. El juez ordenó finalmente el secuestro de todas las copias de Rocío, lo que, en términos prácticos, es el triste ejemplo de una película censurada en democracia.

La carga sintomática del material en cuestión evidencia todavía más el silencio continuo que la pretendida democracia española ha tenido y tiene que soportar para acallar el afán de justicia que clama en términos de memoria histórica. Si el olvido impuesto por las fuerzas del tardofranquismo español no solo ha quedado plasmado en el dictamen judicial, que argumenta que “la vivencia de la guerra civil española es tan fuerte que impide considerar los hechos ocurridos en la misma como pertenecientes a la historia”, lo más obtuso es que esa opinión se haya consagrado en el presente, porque la sentencia sigue teniendo validez legal y acabó siendo ratificada por el Tribunal Supremo. Así pues, el argumento judicial sostiene que para que haya historia primero debe darse el olvido. Esa es la lógica a la que Federico García Trujillo siempre se ha enfrentado y que ha diseccionando meticulosamente en Frames Rocío.

El olvido es una segunda muerte. Lo interesante del episodio, lo realmente paradójico y espeluznante, es que la censura se aplicó a un material previamente censurado por el propio director y su equipo de posproducción, y así aparece, sorprendentemente y sin tapujos, en la versión original del documental. Hay un momento en que la atención se centra en cómo se produce el intercambio simbólico que permite el caos provisional de las masas exaltadas por el fervor a la figura de la Virgen, a cambio de una obediencia tácita el resto del año a las jerarquías y a las estructuras de explotación social que existen en la región desde hace siglos. La tensión se pone de manifiesto sobre todo cuando Pedro Gómez Clavijo, un viejo vecino de Almonte –lugar donde se celebra la romería–, narra cómo ocurrieron ciertos crímenes fascistas durante la Guerra Civil y señala a José María Reales Carrasco, prominente terrateniente y fundador de la Real Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Jerez de la Frontera, como autor de los hechos. Cuando pronuncia su nombre, el director aplica un corte de sonido mientras aparece en pantalla una fotografía del acusado con una franja negra sobre el rostro, protegiendo así su identidad. Sin embargo, todo el mundo sabe quienes fueron los verdugos. Eso no se olvida.

Sí, el olvido es una segunda muerte y cuando se impone por la fuerza deberíamos considerarlo también una especie de asesinato. Al toparse con ese corpus delicti, Federico García Trujillo se apresura a reanimarlo. Sabe que devolver la vida a esas memorias es siempre un proceso frankensteiniano, un proceso implícito en la estructura cinematográfica, que no es otro que un suturar pedazos para que se nos vuelvan a presentar las cosas como si estuvieran vivas, una y otra vez, con la misma insistencia de lo que no se olvida nunca. Para García Trujillo, la reanimación de esos dos minutos de material censurado conlleva una labor manual de primer orden, no solo como intento de eludir la vigencia de la sentencia judicial que prohíbe presentar el material censurado en público, sino también como estrategia de resistencia al espectáculo y a la banalización derivada del acceso fácil al consumo. Hay cosas de la memoria que no pueden convertirse en moneda de cambio simple y grosera, en ese mercantilismo político del “si olvidáis, tendréis democracia”.

Federico García Trujillo (La Laguna, Tenerife, 1988) ha conseguido atraer la atención del entorno artístico barcelonés con una labor de resignificación y recontextualización al trasladar a un soporte artesanal –normalmente pintura y dibujo– los contenidos mediáticos que se producen en nuestra contemporaneidad y, en especial, los que se producen por circunstancias históricas y que pugnan por quedar representados en el presente. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y estudió un año en la Universidad Metropolitana de Manchester. Expuso La pintura como lenguaje documental en la galería Miscelanea de Barcelona y fue seleccionado para participar en la bienal de arte contemporáneo Joven Creación Europea, una exposición que ha itinerado por varios países europeos. También ha participado en numerosas exposiciones colectivas, entre las que destacan Aparteu les cadires (Can Felipa Arts Visuals, Barcelona), Escenaris de realitat (re)ficcionada (Fundación Arranz Bravo, L’Hospitalet de Llobregat), Memorias de contrabando (Centro de Arte La Recova, Santa Cruz de Tenerife) y Artificiala (Cyan Gallery, Barcelona).

Xiana Gómez Díaz
Miércoles, 16 Septiembre, 2015 - Domingo, 1 Noviembre, 2015
Sala Gran

 

La exposición, sobre secretos, identidad y roles sociales, es una exploración fascinante de estas temáticas a través de las producciones culturales que las adolescentes realizan en la intimidad del dormitorio, cuando cierran la puerta a los padres y al mundo. La exposición es fruto de la investigación sobre la literatura íntima y las llamadas culturas de dormitorio –nombre genérico que alude a las producciones que las adolescentes realizan en privado– que la realizadora y artista visual Xiana Gómez-Díaz emprendió junto con Carla Calleja en 2013. El concepto de cultura de dormitorio nace de la mano de la socióloga feminista Angela McRobbie hacia finales de la década de 1970, ante la necesidad de reivindicar las prácticas femeninas domésticas en la adolescencia frente a las masculinas, más abordadas y estudiadas.

Diarios secretos, carpetas atestadas de pegatinas y fotografías, autorretratos dibujados, sobres adornados con mensajes en clave, habitaciones decoradas como universos abigarrados, etc. Sobre estas producciones privadas la exposición fija una mirada nutrida por distintos enfoques, como la antropología, la sociología, el arte, la psicología, la semiótica, la narratología e incluso la grafología. Así es como estas prácticas privadas adolescentes revelan los sistemas simbólicos de valores y autoridad de las autoras (familia, escuela, comunidad, medios, etc.), a la vez que permiten entrever cómo funcionan los condicionamientos culturales desde la adolescencia, de cara a una valoración de la sociedad en general.

Cultura de dormitorio: Narraciones de adolescencia femenina muestra fotografías, vídeos y un valioso puñado de documentación íntima original que varias mujeres han donado para la investigación. Hasta el momento Xiana Gómez-Díaz ha recogido más de sesenta diarios íntimos escritos durante la adolescencia por mujeres que hoy tienen entre 22 y 55 años. La investigación sigue en curso.

Dos temas fundamentales sobrevuelan toda la exposición: el secreto y la autorrepresentación. El secreto es un concepto relevante, pues estas producciones culturales, que se basan en canalizar una pulsión íntima, se realizan a puerta cerrada: son creaciones tremendamente singulares porque no están destinadas a un público, sino que recurren al secreto para no ser reveladas ni leídas por nadie. El diario femenino como producto industrial se suele vender con llave y candado, y las jóvenes –como subraya especialmente la exposición– idean códigos, jeroglíficos, sistemas cifrados y de encriptación para ocultar sus pensamientos. Ambos aspectos revelan un determinado tipo de aprendizaje desde la tierna infancia sobre la gestión de la vergüenza y la plusvalía del secreto.

Por otro lado, la exposición enfoca la adolescencia como un periodo de autoconstrucción de la identidad en proceso. En esta época de la vida, una individualidad creciente pero indefinida pugna y pide paso en un laberinto de proyecciones: las que impone la familia, las emitidas por los medios de comunicación y las que emanan de la propia subjetividad. Dibujos, preguntas, juegos y autorretratos sobre lo que se fue, se es o se debería ser constituyen experimentos que sirven como herramientas para buscarse en una etapa controvertida de la vida. En la actualidad el dibujo ha sido sustituido paulatinamente por el selfi y otras prácticas relacionadas directamente con Internet y el entorno digital. La exposición no deja de lado estos lenguajes contemporáneos de la autorrepresentación en intimidad que plantean, sin embargo, la contradicción de estar destinados a ser mostrados, en oposición a las prácticas más tradicionales que venían siendo realizadas bajo la pragmática del secreto.

Culturas de dormitorio: Narraciones de adolescencia femenina chorrea una sobrecogedora sinceridad: producciones sin protocolo, de una naturalidad y una honestidad radicales, cocinadas en un contexto vital tan trágico como efervescente. Los relatos femeninos, con sus códigos, proyecciones y condicionantes, son elocuentes respecto al sistema y a los valores que este inocula en el individuo, pero también invitan a una reflexión más general sobre las etapas que todos vamos atravesando en la vida.

Germán Portal Garbarino
Miércoles, 15 Julio, 2015 - Domingo, 6 Septiembre, 2015
Espai Cub

Salón de lo intocable es un proyecto que recrea un espacio expositivo del periodo de vanguardias. Se trata de una revisión en clave post en que el display deconstruye y reformula algunas de las obras significativas de la modernidad mediante prácticas derivadas del do-it-yourself y del objet trouvé. Germán Portal ofrece así una relectura personal de algunos referentes artísticos del siglo XX, desdibujando su aura y reinterpretando crítica y paródicamente la contundencia de sus formalizaciones.

Mar García Albert
Miércoles, 15 Julio, 2015 - Domingo, 6 Septiembre, 2015
Sala Gran

75 º es un proyecto pictórico que explora la condición procesual y temporal de la pintura a través de un gesto performativo y singular: exponer toda una serie de obras pictóricas solo durante el periodo de tiempo en que siguen húmedas, y adaptar de este modo la dinámica expositiva a la duración estricta de este proceso. A medio camino entre la pintura, la escultura y la performance, 75 º da pie a una gran instalación definida a través del color, de la inclinación y del tiempo.

Firas Shehadeh
Miércoles, 27 Mayo, 2015 - Domingo, 5 Julio, 2015
Espai Cub

I came from there es una instalación visual y sonora que ensaya otro tipo de respuesta a la pregunta más habitual cuando llegas a un lugar nuevo: “¿De dónde eres?”. Como refugiado palestino, el trabajo de Firas Shehadeh explora cuestiones biográficas y políticas como el origen, la identidad y la alienación. A partir del poema homónimo del poeta iraquí Sargon Boulus, Shehadeh intenta responder a esta pregunta de una forma distinta: “Soy de allá donde me lleva toda una historia política, social y económica”.

David Bestué
Miércoles, 27 Mayo, 2015 - Domingo, 5 Julio, 2015
Sala Gran

Realismo parte de una investigación acerca de la historia de la ingeniería en España y tiene como eje central el formato expositivo y el lenguaje escultórico. A medio camino entre la intervención arquitectónica de una plaza pública y una tienda de materiales de construcción, diferentes estructuras y volúmenes se distribuyen por la sala ofreciendo un conjunto urbanístico definido por criterios de peso, equilibrio y fuerza.

Actividades programadas:

- Visitas comentadas a la exposición con el artista David Bestué
  Miércoles 17 de junio a las 18.30h

- Visita comentada a la exposición con el artista David Bestué y el arquitecto Robert Brufau
  Miércoles 1 de julio a las 18.30h

- Cierre de exposición con la performance de Aimar Pérez Galí
  Domingo 5 de julio a las 12h
 
 Actividades gratuitas sin reserva previa

Varios artistas
Miércoles, 1 Abril, 2015 - Domingo, 17 Mayo, 2015
Exposición

Tras años acumulando, recopilando y personalizando frases, citas e ideas ajenas anotadas en trozos de papel, el 23 de octubre de 2003 Manel Clot tomó conciencia del archivo que ese gesto sencillo e íntimo había generado con el paso del tiempo: un “museo de frases” atemporal, desjerarquizado e inagotable donde, de forma caótica y expansiva, se halla gran parte de sus intereses emocionales y vivenciales relacionados con el arte contemporáneo. Una forma de pensar y sentir la práctica artística estrechamente vinculada a una forma de pensar y sentir la realidad. En definitiva, una metodología de trabajo basada en conexiones afectivas y estructuras de complicidad.

RéserVoir genera dos niveles de intensidad complementarios. Por un lado, y a modo de tesis de comisariado, recupera la colección de frases de Manel Clot; por el otro, el archivo da pie a una exposición colectiva formada por toda una serie de artistas unidos a él profesional y emocionalmente. Artistas que, a lo largo de sus trayectorias, han vivido experiencias concretas con Manel Clot y que por ello comparten una determinada sensibilidad y actitud ante el hecho artístico. Artistas que, desde distintos puntos de vista, comparten también la condición procesual del archivo y sus posibilidades de distribución más allá del formato expositivo.

Así pues, RéserVoir muestra trabajos recientes y nuevas producciones de algunos artistas que, durante la década de 1990, acompañados y comisariados por Clot, protagonizaron la configuración de cierta escena artística catalana. Artistas ahora ya consolidados internacionalmente que dialogan con otros perfiles más emergentes vinculados asimismo a la particular narrativa que caracteriza el pensamiento de Manel Clot.

En este sentido, RéserVoir ofrece una puesta en escena en la que pasado reciente y presente conviven a través de proyectos expositivos definidos por múltiples formatos de presentación y capas de significación. Las nuevas producciones videográficas de Carles Congost (The Artist Behind The Aura [2015], en que explora de modo paródico su condición de artista) y Javier Peñafiel (Auditoría de proximidad [2015], un film animado en el que dibujo y texto recuperan algunas preocupaciones comunes entre artista y comisario) dialogan con la reactualización que Joan Morey hace de El Gir. Guió tancat per a performance col·lectiva (2014), un proyecto de investigación centrado en el lenguaje y en los ejercicios de traducción derivados del mensaje artístico, o lo que Luz Broto propone para Right Cube_04. Dar paso a lo desconocido (2011), un gesto performativo en el que el artista provoca la entrada de luz natural en el espacio siempre oscurecido de La Capella. A su vez, y desde el ámbito de la fotografía, Preludio (2014), de Paco y Manolo, serie dedicada a la fugacidad ilusoria de lo vivido, conversa con la oscuridad de las imágenes de bolsas de basura de Ester Partegàs en What You Are, The World Is (2007). Además, Francesc Ruiz presenta una nueva versión de The Yaois (2011), una gran instalación de dibujos e imágenes de representación homoerótica que, como es habitual en el artista, propone una aproximación específica a la noción de identidad sexual. Un ejercicio de reivindicación individual y colectiva que conecta con Un afán incómodo (2011), de Raimond Chaves y Gilda Mantilla, vídeo documental derivado de sus viajes por la selva amazónica en que los artistas exploran el papel de las imágenes dentro de la configuración identitaria de un territorio.

Por último, RéserVoir muestra una segunda piel. Se trata de un display de vitrinas en que cada artista recupera proyectos anteriores especialmente definidos por la necesidad de ensayar otros canales de presentación complementarios o alternativos a la sala de exposiciones: publicaciones, vinilos, octavillas y otros sistemas de documentación gráfica.

Varios artistas
Miércoles, 18 Febrero, 2015 - Domingo, 22 Marzo, 2015
Exposición

Triple mortal es un proyecto expositivo que consta de una selección de propuestas desarrolladas por los alumnos de tres centros educativos: la Escuela Massana, la Escuela Llotja y la Facultad de Bellas Artes. La exposición presenta una selección de 21 piezas que pretende dar visibilidad al trabajo de los alumnos de cada centro a través de distintas técnicas de expresión. Dentro de la pluralidad de obras encontramos piezas de varias disciplinas: escultura, pintura, diseño, joyería, ilustración y artesanía, entre otras.

Con el título “Habitar, sentir, pensar” se pretende generar un diálogo entre las diferentes piezas alrededor de estos tres infinitivos, con un énfasis en el primero. Habitar un lugar plantea muchas más preguntas que el simple hecho de ocupar físicamente el espacio. Cuando habitamos, establecemos relaciones con el contexto, lo sentimos y pensamos en él. De este modo, cuando hablamos de habitar nos referimos también a vivir y convivir en un espacio, y a cuidar y transformar el entorno, así como al simple hecho de transitar por un lugar.

A partir de las prácticas artísticas y del diseño, esta manera de entender y configurar el entorno desempeña un papel importante. Cuando pensamos en un espacio, establecemos nuevas relaciones y generamos ideas que configuran nuestras vidas. Imaginar un lugar también es habitarlo desde el pensamiento y, por lo tanto, la forma en que pensamos define igualmente la manera en que vivimos.

Sentir un lugar o un espacio implica, de nuevo, un habitar consciente, a partir del cual la creación artística cobra un nuevo significado. El diseño y la obra artística juegan con las sensaciones que experimentamos cuando transitamos por un lugar o convivimos en él. Así pues, dicha exposición pretende mostrar distintas piezas que ponen en juego pensamientos y sensaciones alrededor del hecho de habitar.